Representantes de futbolistas


Los representantes de futbolistas somos profesionales que en la gran mayoría de casos, amamos este deporte, hemos estado vinculado a él toda nuestra vida, y queremos ayudar a que los mejores talentos de fútbol lleguen a la élite de nuestra mano. En esta sección, iré publicando los artículos que se vayan sucediendo a lo largo de mi carrera como representate de jugadores de fútbol.

Artículos para representates de futbolistas


Representar un jugador en exclusiva

Representar un jugador en exclusiva, para un agente o intermediario, supone un gran esfuerzo a posterior y una responsabilidad importante, por lo que, es una decisión que hay que meditar y que sospesar muy detenidamente, pues de ello dependerá el éxito o no en esta profesión. 

Es verdad que en el mundo de la representación de futbolistas hay agentes de todo tipo. Los que les gusta intermediar con mucho perfil, y los que les gusta representar y trabajar con una cartera muy pequeña. Yo soy de los segundos. Gestionar un jugador, significa estar pendiente de él como un padre. Aconsejarlo, corregirlo, seguirle, grabarlo, puntuarlo, animarlo, apoyarle, comprarle material si no dispone de sponsor, etcétera.. 

Eso supone una gran inversión en tiempo y dinero, dado que en muchas ocasiones, hasta que ese jugador no llegue a la élite, para el agente de fútbol todo son pérdidas. Esa es la realidad. 

Hay muchos jugadores buenos en el mercado, pero muy pocos los que vayan a llegar.

Por tanto, la decisión de si representar o no a un jugador en exclusiva, puede ser la clave para tener éxito en esta profesión. Entonces, ¿cómo sé si debo o no coger una jugador y representarlo en exclusiva?

La respuesta al final, puede ser muy sencilla.

Ponte en la tesitura que has ahorrado, que dispones de una cantidad importante de dinero, entre 6 mil euros a 20 mil euros. Dinero que te ha costado mucho tiempo tenerlo a tu disposición, mucho sacrificio de ahorro. Bien. Ahora, pon el caso que ese jugador que tanto te gusta, le van detrás otros agentes y agencias que le ofrecen esa cantidad de dinero para firmar con ellos en exclusiva. Tú se lo puedes dar en efectivo de forma inmediata, ¿lo harías?

Si has respondido sí, sin dudarlo, es que ese es tu jugador,  y por tanto, fírmalo en exclusiva

Si has dudado, no lo tienes claro, o has dicho que no, ya tienes tu respuesta. No le ofrezcas representarlo en exclusiva porque perderás el tiempo, y problablemente, ese jugador no llegará a la élite. Si le ofreces representarlo con esas dudas por si suena la flauta, estarás engañándote a ti mismo y al propio jugador. ¿Opinas lo mismo?

2 comentarios

Claves para ser un buen agente de fútbol

Claves para ser un buen agente de fútbol

 

Cinco claves principales para ser un buen agente de futbolistas. Aquí las resumimos:

 

1) No pienses en el dinero

 

Ni todos los jugadores empiezan en Primera División ni todos los contratos ascienden a cifras mareantes. Los pasos deben seguirse correctamente, sin prisa y buscando el medio y largo plazo. A veces un futbolista tiene un ascenso meteórico y luego su carrera atraviesa un ‘parón’; lo habitual es que muchos tiren de orgullo y quieran seguir compitiendo a ese nivel, cuando quizá -debido a una lesión, o a un bajón en su juego- la mejor idea sea bajar un peldaño a nivel deportivo para lugar poder volver a escalarlo en mejor estado de forma. “Hay que dejarle claro al jugador que lo importante es que crezca a través del fútbol, no de su contrato”, indican.

 

2) Recuerda que el jugador es quien mejor se conoce

 

Muchos agentes comenten el error de creer saber más sobre el jugador que el propio futbolista. En caso de duda, es buena idea preguntar al deportista sobre sus impresiones o sensaciones respecto a un posible acuerdo, para conocer mejor las posibilidades de que fructifique positivamente. Un apunte útil, por ejemplo, cuando está claro que el jugador no seguirá en su actual club y buscará un traspaso próximamente. “Podemos ver los vídeos que hagan falta, pero no olvidemos que él es quien juega sobre el césped. Puede hacerse una idea aproximada sobre el estilo del club en el que podría recalar sólo jugando 90 minutos contra ellos”, admiten.

 

3) No ‘infles’ al jugador ante su entrenador

 

Hablar muy bien de tu representado es lo normal, pero procura no hacerlo con su potencial futuro entrenador delante: seguramente lo conozca al detalle mejor que tu. “Algunos son como enciclopedias. Conocen al jugador al detalle”, explican. Por eso, hay que ser realista en las descripciones de tus propios futbolistas y no ‘inflarlos’ de manera exagerada; a la larga, ser honesto con un técnico puede repercutir positivamente en la relación que tenga con la agencia de representación.

 

4) Haz los deberes: ¡merece la pena!

 

La representación es una carrera de fondo: ningún fichaje se realiza de la noche a la mañana. El trabajo puede conllevar desde un par de meses hasta medio año, un año entero o varias temporadas. Conocer al dedillo el mercado y alertar a clubes potencialmente interesados en un futbolista es una tarea vital. El mercado de invierno demanda un perfil de jugador, de rendimiento inmediato, pero también es una gran ocasión para empezar a sentar las bases de un fichaje en verano: puede que un equipo no necesite un lateral derecho en enero, pero sí en junio.

 

5) Ve siempre un paso más allá

 

 

Nunca olvides el papeleo: un buen acuerdo, si no queda rubricado negro sobre blanco, puede dar al traste con toda la operación. La vida del agente de futbolistas nunca se detiene y siempre puedes meterse ese ‘plus’ al trabajo realizado. Los clubes deben saber cuáles son tus representados, qué contratos les vinculan a sus clubes, cuál sería su disponibilidad en caso de salida, etc. También quién es el entrenador, quién toma las decisiones sobre fichajes si echan al entrenador, etc. Hay que estar atentos a noticias y rumores: quizá hayas perdido la opción de ‘colocar’ un mediocentro en un club grande después de que se decanten por un jugador de otra agencia, pero… ¿por qué no ofrecer a tu mediocentro al club que acaba de vender a su futbolista?

Las diferentes tipos de licencias de los futbolistas

Los futbolistas se clasifican en función de la retribución que perciben por su actividad futbolística, en profesionales y en no profesionales. Estas son las diferentes tipos de licencias de futbolistas que existen.

 

Los futbolistas que perciban una retribución que supere la compensación de gestos derivados de la actividad futbolística, serán profesionales, y deberán tramitar licencia tipo “P”, con independencia de la categoría a la que esté adscrito el equipo por el que se inscriba el futbolista.

 

La solicitud de esta clase de inscripciones deberá presentarse con una copia del contrato del futbolista.

 

Los futbolistas podrán seguir afectos al mismo club aun en el supuesto de que varíe su categoría, si bien solo durante el tiempo de vigencia de aquella.

 

Los futbolistas que perciban una compensación de gastos que no supere los derivados de la actividad futbolística, serán no profesionales, y tramitarán su licencia de acuerdo con la edad que tengan en cada temporada deportiva:

 

Son licencias de futbolistas no profesionales, sin perjuicio de lo dispuesto en la letra h), en la modalidad principal, las siguientes:

 

a) “A” y “FA”: Aficionados y Aficionado Femenino; los que cumplan veinte años a partir del 1º de enero de la temporada de que se trate.

b) “J” y “FJ”: Juveniles y Juvenil Femenino; los que cumplan diecisiete años a partir del 1º de enero de la temporada de que se trate, durante un total de 3 temporadas.

c) “C” y ”FC”: Cadetes y Cadete Femenino; los que cumplan quince años a partir del 1º de enero de la temporada en curso, hasta el 31 de diciembre del año natural en que cumplan los dieciséis.

d) “I” y “FI”: Infantiles e Infantil Femenino los que cumplan trece años a partir del 1º de enero de la temporada en curso, hasta el 31 de diciembre del año natural en que cumplan los catorce.

e) “AL” y “FAl”: Alevines y Alevín Femenino; los que cumplan once años a partir del 1º de enero de la temporada en curso, hasta el 31 de diciembre del año natural en que cumplan los doce.

f) “B” y “FB”: Benjamines y Benjamín Femenino; los que cumplan nueve años a partir del 1º de enero de la temporada en curso, hasta el 31 de diciembre del año natural en que cumplan los diez.

g) “PB” y “FPb”: Prebenjamines y Prebenjamín Femenino; los que cumplan siete años a partir del 1º de enero de la temporada en curso, hasta el 31 de diciembre del año natural en que cumplan los ocho.

h) “PRF”: Profesional femenino. 58

 

i) “DB” y “DBF”: Debutante y Debutante Femenino; los que cumplan cinco años a partir del 1º de enero de la temporada en curso, hasta el 31 de diciembre del año natural en que cumplan los seis.

 

Derechos de formación fútbol

Derechos de Formación

La indemnización por formación puede reclamarse desde los 12 hasta los 23 años del jugador -por la formación efectuada hasta los 21-, y se hará en dos casos: cuando el futbolista firme su primer contrato profesional o cuando sea tranferido al exterior, ambos antes de finalizar la temporada de su cumpleaños número 23 y por única vez.

El nuevo club deberá hacerse cargo de pagar la indemnización a la institución anterior del jugador, si es un pase al exterior, o a los clubes por los que pasó si es su primer contrato profesional y el monto es una cantidad fija que surge de una tabla que publica la FIFA, sin importar de cuánto es la transferencia o el contrato. El monto a pagar será lo que figure en la tabla de la FIFA multiplicado por la cantidad de años que el jugador estuvo en el club formador entre los 12 y 21 años de edad y según la categoría que tenga cada club (también es otorgada por Federación Internacional de Fútbol). La única salvedad es que, hasta los 15 años, todos los jugadores son considerados en la Categoría IV.

Mecanismo de solidaridad

Si un futbolista es transferido o cedido a préstamo cuando aún tiene contrato vigente, el nuevo club del jugador debe repartir un 5% del monto del pase entre todos aquellos clubes que hayan participado de la formación del profesional. Esta contribución se realizará proporcionalmente, en función del número de años que el jugador ha estado inscripto en cada club durante las temporadas comprendidas entre los 12 y 23 años.

Entre los 12 y los 15 años se recibirá un 0.25% del total del pase (por año que estuvo en el club formador) y entre los 16 y 23 años un 0.5%.

Cuando se debe la indemnización por formación

 

A < cuando el jugador se inscribe por primera vez en calidad de jugador profesional.

B< cuando se hace una transferencia internacional, durante el contrato o al finalizar.

Antes de finalizar la temporada de su 23 cumpleaños.

 

Cuando no se debe la indemnización por formación

 

A< Si el club anterior rescinde sin causa justa.

B< si es transferido a un club de la cuarta categoría.

C< Si el jugador pasa de profesional a aficionado.

 

Responsabilidad de pago

 

En caso de primera inscripción, el club que lo inscribe paga la indemnización, teniendo treinta días a partir de la inscripción.

La obligación de pago es a todos los clubes del pasaporte del jugador, en prorrata, desde los 12 años

En caso de transferencia subsiguiente, la indemnización se deberá pagar solo al club anterior del  jugador por el período que allí jugó.

Si alguno de los clubes ya no existe la indemnización la cobra la Asociación y dicho monto debe ir a la formación de jugadores.

Costos de la indemnización por formación

 

Para calcular la indemnización por formación se clasifican los clubes en un máximo de cuatro categorías de acuerdo a sus inversiones.

Cada categoría tiene un costo, correspondiente a la suma requerida para formar un jugador durante un año, multiplicado por “factor jugador”, que es la cantidad de jugadores que se deben formar para producir un jugador profesional.

Se publican en el sitio oficial de FIFA los costos de formación que se establecen por confederación para cada categoría de un club, como también, la categorización de los clubes.

Calculo de indemnización por formación. Regla general

 

Se consideran los gastos que hubiese tenido que hacer el club actual por la formación del jugador. A)La primera vez que se inscribe un jugador como profesional.

En este caso la indemnización por formación se calculan los costos de la categoría del nuevo club multiplicado por los años  de formación de 12 a 21 años.

B)En las transferencias subsiguientes se le paga la indemnización al club anterior por los años que allí estuvo.

La formación entre los 12 y los 15 años se basa en clubes de la cuarta categoría a fin de que no sea tan alto el costo.

En la Unión Europea si un jugador pasa de una categoría inferior a otra superior para calcular la indemnización se hace un promedio entre ambas categorías.

Si un jugador pasa de una categoría superior a otra inferior la indemnización se calcula por la categoría inferior.

Si el club anterior no ofrece un contrato al jugador no cobra la indemnización por formación. Dicho club tiene que ofrecer un contrato similar al anterior antes de los 60 días de finalizar el contrato. Los clubes anteriores tienen derecho al cobro de la indemnización.

Cuando se devenga la indemnización por formación

 

El TAS el 2 de diciembre del 2016 emitió un laudo en el caso calcio Catania vs. Montevideo Wanders FC.

El caso fue que el Catania inscribe al jugador en julio cuando ya estaba en la segunda división, por lo que este club pretendía pagar 60.000 euros por año. Sin embargo, el jugador Juan Manuel Ramos firma su primer contrato profesional el 31 de enero del año 2014 cuando el Catania estaba en la serie A, por lo que el monto para la indemnización por formación era de 90.000 euros por año.

El tema fue que el contrato firmado en enero, Catania en serie A, fue registrado en julio, dicho club descendido.

El TAS-TRIBUNAL DE ARBITRAJE DEPORTIVO- sostiene que el nacimiento de la indemnización corresponde a la firma del contrato profesional.

Fundamento del fallo 

 

  1. Habría una nueva categoría híbrida de jugadores no prevista en el art. 20 RETJ.

  2. Si el club para el que firma nunca o registra y lo transfiere a otro club que lo registra, ¿quién paga la indemnización por formación?.

  3. Qué pasaría si lo registra luego de 2 años, prescribiendo la acción del club formador.

  4. Se abre la puerta a abusos, como en este caso.

 

Donde se reclama la indemnización por formación

 

A través del TMS-TRANSPORTATION MANAGMENT SYSTEM-, FIFA estableció una subcomisión específica nombrada por la cámara de resolución de disputa para resolver lo antes posible la indemnización por formación.

 

Bosman, el fin del derecho de retención

 

En 1990 el club Belga (real futbol club) de Lieja, acordó con el club Francés (unión deportivo

Dunkerque), la transferencia del belga Jean Marc Bosman

Ambos clubes firmaron un contrato y se pusieron de acuerdo en el monto indemnizatorio. Pero la transferencia no se llegó a concretar y Bosman se quedó en el club Belga. El jugador inicia acciones legales para tener la libertad de contratar.

El 15 de diciembre de 1995 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló contra el derecho de retención ya que vulnera el derecho de la libre circulación de los trabajadores comunitarios, dentro de la comunidad Europea.

A partir del cambio dejó de tener valor el derecho federativo y pasó a tener valor el derecho laboral, la vigencia del contrato de trabajo

Par compensar a los clubes formadores la FIFA crea dos institutos. El derecho de formación y el mecanismo de solidaridad

 

Requisitos para la indemnización por jugador

 

  1. Tiene que ser un jugador profesional

  2. Que se transfiera entre asociaciones distintas, ya que si el jugador se transfiere entre clubes de la misma asociación, no se aplican las normas FIFA, sino el derecho laboral.

  3. La transferencia puede ser durante el contrato  o finalizado, es decir, se paga cuando el jugador adquiere la condición de libre.

  4. Se paga la indemnización por formación hasta finalizar la temporada en que el jugador cumple los 23 años.

 

Transferencias definitivas y a préstamo

 

Según reglamento FIFA en ambas situaciones se paga dicha indemnización.

Sin embargo, la jurisprudencia (Cámara de disputa) en el año 2008 dijo que en los préstamos no corresponde, porque el contrato con el club anterior está vigente, más allá de suspender sus efectos por el lapso del préstamo.

 

Causales de eximición de pago

 

El anexo 4 del TRTJ incluye tres causales de eximición de pago de la indemnización por formación.

  1. Rescisión de contrato sin causa justa, sin perjuicio del pago a los clubes anteriores.

  2. Si la transferencia se hace a un club de la cuarta categoría. Cada Asociación categoriza sus clubes hasta en cuatro categorías de acuerdo a las inversiones que haga en la formación .En general los clubes de la cuarta categoría son amateurs o profesionales muy humildes y que no pueden pagar la indemnización por formación. C) Cuando el jugador vuelve a ser amateurs.

 

Quienes están legitimados al cobro 

 

  1. Todos los clubes que formaron al jugador cuando el jugador firma su primer contrato. Cobran desde los 12 a los 21 años. Para cobrar los clubes deben estar afiliados a las asociaciones que sean miembros de FIFA. Entonces los clubes que no están afiliados a dichas asociaciones no pueden solicitar la indemnización por formación.

Si los clubes ya no existen quien está legitimado al cobro es la asociación a la que pertenecía el club, y dicho monto se debe invertir en la formación de jugadores.

  1. En el caso de realizarse una transferencia del jugador antes de la finalización de la temporada de los 23 años del jugador, el club anterior exclusivamente, tanto si es club a club, como si el jugador es libre (salvo rescisión sin justa causa).

 

Quien está obligado a pagar la indemnización

 

El obligado al pago es el nuevo club debiéndose pagar la indemnización a los 30 días de la inscripción del jugador.

Como dijimos para calcular la indemnización se consideran los gastos que hubiese tenido el nuevo club en la formación y la categoría del nuevo club dada por su propia asociación.

Para bajar los costos de las indemnizaciones la formación de las temporadas de los 12 a los 15 años se toma el valor dado a los clubes de la cuarta categoría.

 

Circulares  de FIFA para la categorización

 

Cada asociación miembro debe categorizar a sus clubes según las inversiones que estos realicen en la capacitación de jugadores jóvenes. Dicha categorización deberá revisarse a finales de cada año. En la tabla adjunta figuran las categorías en las que las asociaciones de cada confederación deben ordenar a sus clubes, así como la indemnización por formación correspondiente a cada categoría de club en cada una de las confederaciones.


¿Es verdad que los agentes pagan para influir en los clubes?

En muchas ocasiones salen rumores donde se comenta que ciertos agentes de fútbol pagan a clubes para influir en las decisiones de qué jugador se ficha y qué jugador debe jugar. ¿Qué hay de cierto en ello?

Nuestra agencia JEP Sports Management nunca va a recurrir a esta forma de actuar, y tal vez eso juegue en nuestra contra, porque después de averiguar y entrevistar a varios directivos y directores deportivos, hemos descubierto un secreto a voces totalmente certero. Sí, hay agencias de fútbol y agentes de fútbol con poder adquisitivo que imponen a los clubes qué fichajes se deben realizar y qué jugadores deben jugar. Todo ello con el poder del dinero. También son varias las agencias de fútbol que ya han comprado clubes o son accionistas de los mismos y ellas son quienes toman esas decisiones. Para el club es un negocio a corto plazo, ¿pero merece la pena ese negocio a largo plazo? Un director deportivo que hasta la fecha no se ha dejado "sobornar" pero que sí ha tenido muchas propuestas en ese sentido me hacía esta reflexión: "El hecho de poner a jugar un jugador mínimo x minutos durante los partidos, pueden suponer una entrada de dinero muy importante para el club y para el bolsillo de uno mismo... pero si luego ese jugador no tiene el nivel deportivo adecuado, se empiezan a perder puntos, se genera mal ambiente, y los buenos los tengo en el banquillo... todo lo ganado a nivel económico se puede luego revetir en resultados deportivos negativos y a la larga también en la viabilidad económica del club".

La verdad es que hemos constatado de primera mano que esto sucede, y es una lástima porque confirma que el fútbol profesional e incluso semiprofesional es un negocio donde el dinero prima en muchas ocasiones por encima de lo deportivo, pero nosotros seguiremos en esta firme decisión de defender la libertad del buen fútbol y del criterio de los clubes, directores y entrenadores sea el que impere a la hora de elegir a quién se debe fichar y quién debe jugar. Creemos que tampoco es bueno que un jugador sepa de antemano que su agente o agencia le asegurará un puesto de titular, ya que insconscientemente, ese jugador dejará de esforzarse en cada entreno y en cada partido.

0 comentarios

¿Cómo se puede llegar a ser un buen ojeador de fútbol y vivir de ello?

Seguro que si te gusta el fútbol, te apasiona ver nuevos talentos, y te gustaría ser un ojeador de fútbol profesional, es decir, poder vivir de ello, seguramente te has preguntado en más de una ocasión, ¿cómo poder llegar a ser ojeador de fútbol de grandes clubes y poder vivir de ello? Y la respuesta no es sencilla, ni unánime. Cómo en todas las profesiones, se necesita formación, vocación, actitut y aptitud. En mi caso, desde una edad muy temprana, ya me gustaba ver durante horas y horas partidos de fútbol, no me aburría, por muy malo que a veces parecía ser un partido, si había algún destello de alguien, algún jugador interesante, me fijaba en él en todas sus facetas. He realizado miles de informes para muchos clubes, y he visualizado grandes talentos que luego no han llegado, y la verdad es que no hay ninguna profesión donde no existas los errores. Os encontraréis en muchas ocasiones que aquél jugador que tanto apuntaba, luego, por varios motivos, no acaba siendo el resultado que se esperaba.

Metodología de ojeador

 

 

Acotación: este artículo no pretende ser un dogma, ni tan siquiera una referencia, tan solo intenta ofrecer una metodología de trabajo que bajo mi punto de vista resulta muy útil para realizar la labor de "scouting", al menos a nivel de ojeador aficionado.

PREFACIO:

"El buen ojeador no es el que más partidos visiona sino el que logra distinguir a los jugadores en función de su potencial en muy pocos encuentros."

CUALIDADES DE UN BUEN OJEADOR:

Pasión. Creo que es algo imprescindible para disfrutar de cualquier actividad en la vida. Si sientes un "cosquilleo" en el estómago cuando va a comenzar un partido o torneo de categorías inferiores es que tienes madera de ojeador. Nada mejor que disfrutar con lo que haces.

Disciplina y concentración. Si no quieres que se te pasen detalles debes estar atento al juego, aunque tampoco creo que sea necesario ser muy metódico, supongo que es algo que va con el carácter de cada uno.

Capacidad de análisis y observación. Uno debe ser crítico a la hora de evaluar a los futbolistas e intentar ver más allá del presente para aventurar el futuro potencial atendiendo a las condiciones de los jugadores.

Seguridad y capacidad de abstracción. Pienso que es importante no dejarse influir por lo que digan los demás, sobretodo refiriéndome a prensa y medios de comunicación, que tienden a sobrevalorar a algunos jóvenes y minusvalorar a otros. Si de verdad quieres dedicarte a esto tienes que lanzarte a la piscina en tus juicios sin miedo a la equivocación. Todos somos humanos y cometemos errores, además éstos suelen ser una buena fuente de los que aprender y permiten progresar. Por supuesto, las ayudas para el aprendizaje siempre deberían ser bien recibidas.

MATERIALES:

Nada en especial; libreta, boli y un medio para ver partidos de fútbol.

METODOLOGÍA DE TRABAJO:

Para un ojeador de fútbol el aspecto táctico de un equipo debe pasar a un segundo plano, lo realmente importante son las cualidades individuales de cada futbolista (esto también incluye lo que son capaces de aportar al colectivo). Tampoco debe importar en exceso el resultado final de un equipo. A modo de ejemplo, Nigeria fue la campeona del Mundial sub17 del 2008, con varios buenos futbolistas en sus filas pero sin ninguno con potencial de crack, mientras Bélgica quedó apeada a las primeras de cambió teniendo a Eden Hazard en sus filas. Otro ejemplo, un jugador que haya marcado muchos goles no tiene porque tener un gran potencial. O un defensa que haya jugado en un equipo que ha recibido muchos goles puede haber sido uno de los de mayor potencial del torneo.

Sí que considero muy interesante dedicar los primeros 10-15 minutos de cada partido (sobretodo si no has visto jugar anteriormente a los equipos) para anotar el sistema de juego y cómo se disponen los futbolistas sobre el terreno de juego (se anotan los dorsales, los torneos de carácter internacional suelen tener páginas oficiales que relacionan los dorsales con los nombres de los futbolistas en cuestión). Facilita mucho el trabajo a la hora de identificar determinados futbolistas.

Para evaluar, particularmente considero 4 aspectos principales que a su vez engloban muchas otras aptitudes fundamentales. Por orden de importancia.

1. Técnica individual

Los futbolistas más técnicos tienen mayores posibilidades de resultar determinantes y desequilibrantes. Así de sencillo. Es un "don" que nunca debería ser desestimado. Visión de juego, toque de balón, capacidad de regate, disparo a portería, precisión en el pase, control de balón, combinaciones, centros al área, juego al primer toque, pases en profundidad, cambios de orientación, conducción del balón, etc.

2. Cualidades tácticas y mentales

La inteligencia sobre el campo, el sacrificio, la solidaridad, el desgaste, la lectura del partido y de las situaciones del juego, las faltas tácticas, el juego en equipo, desmarques de ruptura, desmarques de arrastre, colocación, anticipación, etc. Son intangibles que permiten a un futbolista rendir a su máximo nivel.

3. Características físicas

Ayuda a mejorar el rendimiento de un futbolista: rápidez, velocidad, fuerza, potencia, tener cuerpo, cambio de ritmo, resistencia, capacidad de salto, etc. Considero que son las más fáciles de entrenar aunque es cierto que en gran medida están limitadas por la genética + factores ambientales de cada futbolista.

4. Personalidad

El liderazgo, el orgullo, la valentía, el temple, la pausa, la capacidad de influir en tus compañeros y en el rival, la confianza en uno mismo, el dote de mando, el saber estar, e incluso la "mala leche", etc. Sin duda son cualidades que en muchos casos no sólo benefician al rendimiento propio sino también al de sus compañeros. En otros casos ocurre todo lo contrario.


Después hay algunos futbolistas por los que sientes una "atracción" especial, no necesariamente tienen que ser los mejores ni los de mayor potencial, pero sí tus predilectos. Pienso que es importante dejarse llevar por las sensaciones de uno en estos casos aunque el riesgo de equivocarse posiblemente sea mayor.

También resulta imprescindible saber integrar todas las características de un futbolista de forma global y no hacer un análisis por separado ya que no son sumas ni restas llanas de atributos lo que determinan el valor de un futbolista. Y más importante aún intentar ver los defectos y carencias de estos jugadores para intentar predecir cuál puede ser su nivel en el futuro, así como establecer un precio de mercado ajustado a la realidad en caso de querer contratar a algún futbolista.

Como itinerario de trabajo pienso que lo ideal es ver el partido en directo (se pueden observar detalles que se escapan a la televisión) y posteriormente ratificar (o no) sensaciones con un visionado en video. Como lo más probable es no poder asistir al evento en vivo -a no ser que seas un profesional de esto- nunca viene mal realizar dos visionados de un partido (reconozco que yo no lo suelo hacer), el primero para anotar todos los detalles y futbolistas que te hayan llamado la atención, y el segundo para atender con más detalle circunstancias que se han podido pasar (por ejemplo, movimientos tácticos). Resulta de utilidad ir anotando las características de los futbolistas que te llamen la atención a lo largo del transcurso del partido ya que la memoria tiene un límite, siempre es mejor tener anotados algunos rasgos para recordar en un futuro, aunque una vez se va realizar una descripción o análisis de un futbolista se debe intentar visualizar de forma mental al jugador en cuestión ( por otra parte, nunca viene mal haber seguido varios partidos del jugador de forma asidua y/o reciente).

En definitiva, a pesar de la dificultad que conlleva hay que intentar evaluar el perfil global e individual de cada futbolista que te haya llamado la atención. A partir de entonces, si se puede, se hace un seguimiento más exhasutivo a los jugadores que hayas considerado interesantes para disponer de muchos más datos, y por tanto, mayor probabilidad de acierto y menor de error. Aunque bajo mi punto de vista una virtud esencial para un ojeador que quiera ganrse la vida con esto (sin enchufes de por medio) es distinguir a los más prometedores del resto. Para ello es inevitable "mojarse" y "etiquetar" incluso quizá de forma prematura, pero pienso que es un riesgo que todo ojeador debe asumir. Dejáte llevar por las sensaciones.

TORNEOS DE CATEGORÍAS INFERIORES, EL ÉXTASIS PARA TODO OJEADOR QUE SE PRECIE

He de reconocer que personalmente estos eventos me fascinan. Considero muy satisfactorio el visionado de partidos de fútbol con jóvenes que no habías visto jugar nunca antes (a algunos puede que sí, sobretodo depende de la categoría y franja de edad de los participantes) y el "etiquetado" de éstos según lo que hayan mostrado.

Personalmente considero los campeonatos de categoría sub17 los mejores para conseguir grandes promesas a un precio pírrico. Pienso que esta es la categoría ideal para que el ojeador demuestre su verdadero nivel. Los jugadores aún no están hechos, pero son capaces de mostrar todo su potencial.

ASUMIR ERRORES Y FOBIAS

Como todos los humanos, el ojeador también puede tener sus filias y fobias que le pueden hacer caer en el error. Si bien considero importante dejarse llevar por las sensaciones, también aprender de los errores. Por ejemplo, en mi caso le tengo manía a extremos "regateadores", excesivamente individualistas y con mala lectura del juego y eso me ha hecho minusvalorar a futbolistas como Zoran Tosic, Ashley Young, Sulejmani o Marko Marin, por citar cuatro ejemplos. Tampoco son santo de mi devoción mediapuntas de gran capacidad técnica pero excesivamente indolentes o defensas centrales de gran físico pero pobre lectura táctica y/o salida del balón, aunque en este caso si que considero que intento ajustarme más a la realidad y ser más objetivo.

39 comentarios

Formulario de contacto

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.